Khan Abdul Ghaffar Khan

17.12.2016 23:23

Khan Abdul Ghaffar Khan y la no violencia

La no violencia practicada con decisión y coherencia ha producido resultados impresionantes. No se olvidarán nunca los éxitos obtenidos por Mahatma Gandhi y Khan Abdul Ghaffar Khan en la liberación de la India (Papa Francisco, Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz 2016, n. 4).

 

Gandhi y Khan Abdul Ghaffar Khan

Tanto los éxitos como los fracasos de sus campañas noviolentas mostraron a Gandhi lo importante que era proporcionar a los activistas la adecuada formación en estrategia, táctica y acción noviolenta, y esta fue una lección cuya validez comprobaran una y otra vez las distintas intervenciones internacionales noviolentas. Con la idea de facilitar esa formación y disponer de un cuerpo de activistas más o menos permanente, Gandhi propuso en numerosas ocasiones la creación de un Shanti Sena, o ejército de paz, como un equivalente al servicio militar tradicional, cuyo enfoque de trabajo, como ha descrito el profesor Thomas Weber, incluía actividades de prevención de la violencia, de peacekeeping, de peacemaking y de peacebuilding. Tal y como apunta Thomas Weber, la idea de un ejército de paz comenzó a aparecer en la retórica de Gandhi mientras aún estaba en Sudáfrica. Después de regresar a la India, comenzó a dar pasos concretos hacia la organización de equipos de paz aunque Gandhi no llego a desarrollarlos. Según el periodista y activista de la noviolencia Mark Shepard, su primer intento de establecer un Shanti Sena se fraguó en los años 1921 y 1922, en Bombay, después del estallido de unas revueltas con motivo de la llegada del Príncipe de Gales a la ciudad. La intención de Gandhi era crear un cuerpo de voluntarios que mantuviese la paz actuando desde la filosofía de la noviolencia, pero el gobierno tomó medidas activas para evitarlo.

 

 

Aunque Gandhi no pudo ponerlo en marcha, sus ideas fueron calando y a finales de los años 20 podemos encontrar la figura de Abdul Ghaffar Khan, un líder nacionalista de la tribu pastún, mayoritariamente musulmana, en la frontera Noroeste de la India británica, que inició la primera aplicación a gran escala de la idea gandhiana del Shanti Sena. Así, en 1929, fundó el movimiento de los Khundai Khidmatgars (Sirvientes de Dios) para continuar la lucha nacionalista de los pastunes desde una posición noviolenta, y lo llevo a participar en la campaña de desobediencia civil lanzada por Gandhi en 1930, la Marcha de la Sal. Aunque originalmente, su principal labor era el trabajo social constructivo sin objetivos políticos, poco a poco se fue implicando en la lucha por la independencia. Este movimiento fue utilizado por Gandhi como referente y modelo de su Shanti Sena debido a su adherencia a los principios gandhianos, a la valentía demostrada en la persecución de sus objetivos y a la gran carga simbólica que contenía el hecho de que miles de pastunes, una etnia tradicionalmente muy belicista, adoptaran una estrategia noviolenta.

Diego Checa Hidalgo, Orígenes y desarrollo de las intervenciones internacionales no violentas para la transformación de conflictos, Historia Actual Online, n. 28, 2012, p. 26.

un cuerpo de activistas más o menos permanente, Gandhi propuso en numerosas ocasiones la creación de un Shanti Sena, o ejército de paz, como un equivalente al servicio militar tradicional26, cuyo enfoque de trabajo, como ha descrito el profesor Thomas Weber, incluía actividades de prevención de la violencia, de peacekeeping, de peacemaking y de peacebuilding27. Tal y como apunta Thomas Weber, la idea de un ejército de paz comenzó a aparecer en la retórica de Gandhi mientras aún estaba en Sudáfrica28. Después de regresar a la India, comenzó a dar pasos concretos hacia la organización de equipos de paz aunque Gandhi no llego a desarrollarlos. Según el periodista y activista de la noviolencia Mark Shepard, su primer intento de establecer un Shanti Sena se fraguó en los años 1921 y 1922, en Bombay, después del estallido de unas revueltas con motivo de la llegada del Príncipe de Gales a la ciudad29. La intención de Gandhi era crear un cuerpo de voluntarios que mantuviese la paz actuando desde la filosofía de la noviolencia, pero el gobierno tomó medidas activas para evitarlo30. 
 
Aunque Gandhi no pudo ponerlo en marcha, sus ideas fueron calando y a finales de los años 20 podemos encontrar la figura de Abdul Ghaffar Khan, un líder nacionalista de la tribu pastún, mayoritariamente musulmana, en la frontera Noroeste de la India británica, que inició la primera aplicación a gran escala de la idea gandhiana del Shanti Sena31. Así, en 1929, fundó el movimiento de los Khundai Khidmatgars (Sirvientes de Dios) para continuar la lucha nacionalista de los pastunes desde una posición noviolenta32, y lo llevo a participar en la campaña de desobediencia civil lanzada por Gandhi en 1930, la Marcha de la Sal. Aunque originalmente, su principal labor era el trabajo social constructivo sin objetivos políticos, poco a poco se fue implicando en la lucha por la independencia33. Este movimiento fue utilizado por Gandhi como referente y modelo de su Shanti Sena debido a su adherencia a los principios gandhianos, a la valentía demostrada en la persecución de sus objetivos y a la gran carga simbólica que contenía el hecho de que miles de pastunes, una etnia tradicionalmente muy belicista, adoptaran una estrategia noviolenta