Identidad, estructura y organización

La Comisión Diocesana Justicia y Paz es un organismo de la Curia diocesana del Arzobispado de Madrid, con la misión de promover la justicia y la paz según el Evangelio y la Doctrina Social de la Iglesia (DSI).

 

La Comisión Diocesana participa en las actividades de la Vicaría de Pastoral Social e Innovación.

Para llevar a cabo su finalidad desarrolla las siguientes actividades:

1.   Estudia y ayuda a difundir la doctrina social de la Iglesia.

2.   Reflexiona sobre las cuestiones actuales que afectan a la justicia y la paz, el progreso de los pueblos y el respeto de los derechos humanos, comunicando sus conclusiones al Arzobispo y a su Consejo Episcopal.

3.   Facilita, en la forma y modo determinados por el Arzobispo, los conocimientos necesarios para impulsar y estimular el compromiso de la Iglesia diocesana en favor de la justicia y la paz.

4.   Fomenta las relaciones con el Consejo Pontificio de la Justicia y la Paz y mantiene contactos con otras instituciones, incluso no católicas, que intentan sinceramente conseguir los bienes de la justicia y la paz en el mundo.

 

El máximo órgano de gobierno de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz es el Pleno (asamblea), integrado por todas las personas que voluntariamente cooperan al desarrollo de las funciones de la Comisión Diocesana.  Corresponde al Pleno el ejercicio de las siguientes funciones:

1.   Definir las líneas de actuación y los planes de la CDJP, tanto a corto como a largo plazo.

2.   Estudiar y aprobar los presupuestos y balances.

3.   Evaluar anualmente el informe de las actividades de la CDJP llevadas a cabo a través de sus diversos órganos.

4.   Hacer declaraciones públicas ante cualquier hecho concreto o una situación que lo exija.

5.   Proponer al Arzobispo los candidatos referentes al nombramiento de Presidente, Vicepresidente y Secretario General así como los consejeros que estime necesarios para el funcionamiento de la Comisión Permanente.

6.   Proponer al Arzobispo la modificación de los Estatutos.

7.   Nombramiento de los miembros y secretarios de los grupos de trabajo, éstos últimos a propuesta de los participantes en cada grupo y del Secretario General.

 

 Al frente de la Comisión Diocesana está en su presidente, a quien le corresponde:   

1.    Presidir el Pleno y la Comisión Permanente.

2.   Velar por el cumplimiento de los acuerdos que se tomen.

3.   Ostentar la representación de la Comisión Diocesana.

4.   Delegar funciones propias en el Vicepresidente y Secretario General.

5.   Refrendar con su Vº Bº las actas firmadas por el Secretario General.

6.   Informar regularmente de la marcha de la Comisión Diocesana al Arzobispo.

7.    Representar a la Comisión Diocesana en la Comisión General de Justicia y Paz de España.

Ejerce actualmente las funciones de Presidente, por nombramiento episcopal, Francisco Javier Alonso Rodríguez. También ejerce de vicepresidente de la Comisión General de Justicia y Paz de España y vocal del Foro de Laicos de España. Como vicepresidente de la Comisión General la representa en el Foro de Laicos y en la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente. Con anterioridad a él, fueron presidentes de la Comisión Diocesana don Pedro León y Francia, don Luis Núñez Fernández y don Emilio López Salas.

 

Al Vicepresidente le corresponden las siguientes funciones: 

1.   Sustituir al Presidente en los casos de su ausencia o imposibilidad de actuación.

2.   Responsabilizarse de las áreas de trabajo que les sean encomendadas por el Pleno.

Ejerce estas funciones de Vicepresidencia, por nombramiento episcopal, Carlos Jesús Delgado Reguera. Es, además, co-Fundador y actual Coordinador del Foro Ecuménico Pentecostés, también es miembro del Foro Abraham y representa a la Comisión Diocesana en los ámbitos ecuménicos e interreligiosos. Participa activamente en la Comisión Mixta Ortodoxo-Católica para la Jornada Mundial de Oración para el Cuidado de la Creación, en la Plataforma Religiones por la Paz y la Acogida y en Diálogo Interreligioso Monástico (DIM).

 

Al Secretario general le corresponden las siguientes funciones:

1.   Dirigir la Secretaría General.

2.   Ordenar el trabajo de la Secretaría General.

3.   Actuar de Secretario del Pleno y en la Comisión Permanente.

4.   Responsabilizarse de la administración de la CDJP.

5.   Mantener relaciones habituales con organismos y personalidades en nombre de la CDJP.

6.   En las reuniones del Pleno y en las reuniones de la Comisión Permanente, revisar los acuerdos y presentar las cuestiones señaladas en el Orden del Día.

7.   Representar legalmente a la CDJP ante terceros mediante los oportunos poderes, otorgados por el Pleno o por la Comisión Permanente.

8.   Preparar las reuniones del Pleno y de la Comisión Permanente.

Ejercer las funciones de secretario, por nombramiento episcopal, José Rodríguez Arias y colabora con él Francisco Santacana Almendro.

 

Los consejeros desarrollan las siguientes funciones:

1.   Asesorar a la Comisión Diocesana y, en especial, a la Comisión Permanente.

2.   Ejercer las funciones que le encomiendan el Pleno y la Comisión Permanente.

 

Son consejeros de la Comisión Diocesana, por nombramiento episcopal, María Ángeles Belzunegui y Luis Albarrán Morán, coordinador del grupo de Vicaría IV.

 

La Comisión Permanente de la CDJP está compuesta por el Presidente, el Vicepresidente, el Secretario General, el Consejero y el Consiliario. Corresponde a la Comisión Permanente el ejercicio de las siguientes funciones:

1.   Seguir y concretar las líneas de actuación y los planes generales establecidos y aprobados por el Pleno, así como otros asuntos que éste le encargue.

2.   Llevar a cabo la gestión financiera y jurídica de las actividades programadas por el Pleno.

3.   Resolver los asuntos ordinarios y extraordinarios que no se hayan previsto en los planes aprobados por el pleno, o que no permitan la convocatoria expresa de éste. Se consideran asuntos extraordinarios, entre otros, las declaraciones públicas del Consejo ante determinados problemas o situaciones graves o urgentes de la vida del país, con especial incidencia en la diócesis, o específicos de ésta.

4.   Nombramiento de los miembros de los grupos de trabajo.

 

El representante del Arzobispo de Madrid

Para garantizar y expresar mejor la comunicación efectiva de la Comisión Diocesana Justicia y Paz con la diócesis de Madrid, el Arzobispo designa un representante que colabora e impulsa las decisiones de la CDJP. Este representante del Arzobispo es en la actualidad sacerdote delegado permanente. Este representante tiene derecho a asistir, con voz, pero sin voto, a todas las reuniones del pleno y de la Comisión Permanente. Su misión es promover cuanto pueda contribuir a la mayor comunión entre la Comisión Diocesana y el Arzobispo y su Consejo Episcopal; y asegurar el carácter específicamente eclesial de las declaraciones y actividades propias de la Comisión Diocesana.


Ejerce estas funciones el presbítero Ignacio María Fernández de Torres. Nuestro consiliario es Doctor en Teología y profesor de Doctrina Social de la Iglesia en la Universidad Pontificia de Salamanca. Ejerce de Director de la Escuela Diocesana de Formación Social y de consiliario de Hermandades del Trabajo de Madrid. Con anterioridad cumplieron su cometido los presbíteros Manuel Barco y Jaime Arrieta.